lunes, 15 de diciembre de 2014

Solo un pequeño consejo: Sé amable con todos, porque nunca sabes quien está teniendo un mal día, o tal vez incluso una mala vida. Un pequeño gesto, un cumplido, un favor, una sonrisa, pequeñas cosas pueden mejorar el ánimo de alguien.

Si yo pudiera darte una cosa en la vida, me gustaría darte la capacidad de verte a ti mismo a través de mis ojos. Sólo entonces te darás cuenta de lo especial que eres para mí.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

A ÉL LE HABÍAN PASADO DEMASIADAS COSAS, Y A ELLA DEMASIADO POCAS.

Me agrada la idea de que él me haga feliz...
SE QUE EL DOLOR PASARA, SE QUE EL OLVIDO PASARA, SE QUE LA VIDA ACABARA, Y TAMBIÉN SE QUE ALGÚN DÍA DEJARA DE DOLER PERO AÚN HABRÁ CICATRICES.

SE QUE EL DOLOR PASARA, SE QUE EL OLVIDO PASARA, SE QUE LA VIDA ACABARA, Y TAMBIÉN SE QUE ALGÚN DÍA DEJARA DE DOLER PERO AÚN HABRÁ CICATRICES


viernes, 28 de noviembre de 2014

Estoy acostumbrada a dar consejos sobre la felicidad y esto es lo que tengo claro: hay siete cualidades que todas las personas crónicamente infelices comparten.
Según explica la investigadora Sonja Lyubomirsky de la Universidad de California a Psychology Today: "El 40% de nuestra capacidad para ser felices se encuentra en nuestro poder de cambio".
Si esto es cierto (y lo es), aún hay esperanza. Hay miles de millones de personas en nuestro planeta, y muchas son realmente felices. El resto oscila entre la felicidad y la infelicidad dependiendo del día.
A lo largo de los años, he aprendido que hay ciertos rasgos y hábitos que caracterizan a las personas crónicamente infelices. Pero, antes de sumergirnos, aviso: todos tenemos malos días, e incluso semanas, en los que caemos en las siete casillas.
La diferencia entre una vida feliz e infeliz radica en la frecuencia y el tiempo que nos quedamos ahí.
Éstas son las siete cualidades de las personas crónicamente infelices.
1. Piensan por defecto que la vida es dura.
La gente feliz sabe que la vida puede ser dura y suelen enfrentarse a los momentos difíciles con una actitud de curiosidad en vez de victimismo. Se hacen responsables de haberse metido en un lío y se concentran en salir de ahí lo antes posible.
La perseverancia ante la resolución de problemas -en lugar de quejarse por las circunstancias- es un síntoma de una persona feliz. Las personas infelices se ven como víctimas de la vida y se atascan en la actitud de "mira lo que me ha pasado" en vez de buscar una salida al otro lado.
2. Creen que no se puede confiar en la mayoría de la gente.
No voy a discutir que el sano discernimiento es importante, pero la mayoría de las personas felices confían en sus compañeros. Creen en la bondad de la gente; no consideran que todo el mundo tiene intención de pillarlos. En general, la gente feliz se muestra abierta y simpática con las personas que conocen y desarrollan un sentido de comunidad a su alrededor.
Los infelices desconfían de la mayoría de personas que conocen y piensan que no se puede confiar en los desconocidos. Por desgracia, este comportamiento va cerrando poco a poco la puerta a cualquier conexión con el mundo más allá de su círculo interno e impide cualquier oportunidad de hacer nuevos amigos.
3. Se concentran en lo que va mal, no en lo que va bien.
Sin duda hay muchas cosas malas en este mundo, pero las personas infelices pasan por alto lo bueno y se centran en lo que va mal. Los puedes ver de lejos, quejándose y respondiendo "sí, pero..." a cualquier aspecto positivo de nuestro mundo.
La gente feliz es consciente de los problemas del mundo, pero equilibran su preocupación con el conocimiento de lo que va bien. Me gusta llamarlo "tener los dos ojos abiertos". Los que no son felices tienden a cerrar un ojo ante lo bueno por miedo a distraerse de lo malo. La gente feliz mantiene la perspectiva. Saben que nuestro mundo tiene problemas, pero también dirigen su mirada hacia lo positivo.
4. Se comparan con otros por envidia.
Una persona infeliz piensa que la buena suerte de los demás les está robando la suya. Creen que no hay suficientes cosas buenas y siempre comparan lo suyo con lo de los demás. Esto lleva a los celos y al resentimiento.
Las personas felices saben que su buena suerte y sus circunstancias son simplemente signos de aquello a lo que pueden aspirar a conseguir. Los felices creen que poseen un plan de acción único que nadie puede duplicar ni robar. Creen en posibilidades ilimitadas y no se desaniman pensando que la buena suerte de alguien limita sus resultados en la vida.
5. Ansían controlar su vida.
Existe una diferencia entre el control y las ansias de conseguir nuestros objetivos. La gente feliz va dando pasos todos los días para lograr sus objetivos, pero se dan cuenta de que al final, pocas cosas se pueden controlar en lo que nos depara la vida.
Las personas infelices tienden a microgestionar sus esfuerzos por controlar todos los resultados y se derrumban cuando la vida les destroza su plan. La gente feliz también se concentra, pero tienen la capacidad de dejarse llevar y no desmoronarse cuando se llevan un chasco.
La clave es centrarse en los objetivos, pero dejar espacio para que ocurra lo peor sin derrumbarse. Hasta los mejores planes se desvían. Cuando algo sale mal, la gente feliz tiene un plan B: seguir la corriente.
6. Piensan en el futuro con miedo y preocupación.
La gente infeliz tiene la cabeza llena de pensamientos negativos y no da una oportunidad a lo que podría salir bien.
Las personas felices tienen una dosis saludable de delirio y se permiten soñar despiertos con lo que les gustaría que la vida les sorprendiera. Las personas infelices tienen la mente repleta de miedos y preocupaciones constantes.
La gente feliz experimenta miedo y preocupación, pero existe una gran diferencia entre sentirlo y vivirlo. Cuando el miedo llega al pensamiento de una persona feliz, ésta busca qué puede hacer para evitar que ocurra lo que le preocupa (de nuevo, la idea de responsabilidad). Si no está en su mano, se dan cuenta de que el miedo se está apoderando, y lo aparcan.
7. Siempre hablan de cotilleos y quejas.
A las personas infelices les gusta vivir en el pasado. Lo que les pasa, los problemas, son sus temas preferidos de conversación. Cuando se les acaban las cosas que decir, se pasan a hablar y cotillear sobre la vida de otras personas.
La gente feliz vive en el ahora y sueña con el futuro. Puedes sentir sus vibraciones positivas al entrar en una sala. Se emocionan cuando algo sale bien, agradecen lo que tienen y sueñan con lo que les pueda deparar la vida.
Obviamente, nadie es perfecto. Todos nadamos en las aguas de la negatividad de vez en cuando, pero lo importante es el tiempo que nos quedemos en ellas y lo rápido que intentemos salir de ahí. No consiste en hacer todo a la perfección: son los hábitos positivos de la vida diaria lo que diferencia a las personas felices de las infelices.
Anda, cáete, vuelve a levantarte y repítelo. La diferencia reside en levantarse.

lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Cuándo dejamos de soñar? Son varias noches con lágrimas en los ojos pensando como recuperar mi país. Son días enteros pensando como llevar nuestras ideas al pueblo. Son noches de desvelo ideando como salir adelante. Lo difícil en todo esto es lo que he hecho o he dejado de hacer, lo cuesta arriba es saber que sales a convencer a personas sin sentimientos, sin fe, sin esperanza. Yo antes de recuperar a Venezuela propongo recuperar la esperanza perdida, porque ella es la única capaz de llevarnos lejos.

jueves, 30 de octubre de 2014

Algunos momentos en los que comienzas a auto-analizarte notas que has pasado por una serie de cambios en tu manera de pensar, e incluso, de actuar.
Antes, cuando de relaciones se trataba, yo tenía que estar -a juro- comprometida con esa persona a la que quería. Si lo nuestro no tenía un nombre, yo no era feliz. Tenía que ser todo completamente formal y oficial para "estar tranquila" ya que supongo que eso me daba certeza de que ese alguien verdaderamente me quería.
Pero ahora, las cosas han cambiado tanto... Y soy yo la que no quiere una relación, y no quiere comprometerse con nadie. He notado que últimamente más bien ando huyendo de todo eso. Y no precisamente porque no quiera una relación, porque, ¿quién no quiere a alguien con quién compartir y ser feliz? Sino porque me siento incapaz, de tener una relación favorecedora, es una mezcla de mucho miedo, un miedo irracional a sufrir, a volver a salir herida, a cometer más errores, y experiencias negativas.

domingo, 26 de octubre de 2014

It sucks that we miss people like that. You think you’ve accepted that someone is out of your life, that you’ve grieved and it’s over, and then bam. One little thing, and you feel like you’ve lost that person all over again.

miércoles, 22 de octubre de 2014

"Cuando deseas algoel universo entero conspira para que realices tu deseo."
Si, eso dicen. Pero siempre he sentido que conmigo es diferente.
Cuando deseo algo con todas mis fuerzas, ese algo que quiero por sobre todas las cosas y a como de lugar. (Un objeto, una meta, o incluso, una persona...) Ese algo (o alguien) que sientes que si no lo tienes, te podrías morir. Ese mayor deseo en tu vida, que si bien no es imposible, tampoco es muy probable obtenerlo...
Siento que nunca consigo eso. Eso que EN VERDAD quiero y en su lugar, existen otras pequeñas cosas, muchas posibilidades que también me gustan, aunque no se compare con mi primera opción. Siento que mi universo está diseñado para concederme las cosas pequeñas, que me gustan medianamente, y debo aprender a ser feliz con ello.

domingo, 19 de octubre de 2014

-Sé de eso -respondí-. Ya conocí el amor. Amar es como una droga. Al principio hay una sensación de euforia, de entrega total. Después, al día siguiente, quieres mas. Todavía no te has enviciado, pero te ha gustado la sensación, y te parece que puedes mantenerla bajo control. Piensas en la persona amada durante dos minutos y la olvidas durante tres horas. Pero al poco tiempo te acostumbras a esa persona y pasas a depender totalmente de ella. Entonces piensas en ella durante tres horas y la olvidas durante dos minutos. Si no esta cerca, experimentas las mismas sensaciones que los viciosos cuando no consiguen droga. En ese momento, así como los viciosos roban y se humillan para conseguir lo que necesitan, tú estás dispuesto a hacer cualquier cosa por el amor.

lunes, 6 de octubre de 2014

Qué te parece si nos decimos lo que nunca nos hemos dicho y a ver si pasa lo que nunca nos ha pasado.

Instagram: Jaasistyles.
Read, every day, something no one else is reading. Think, every day, something no one else is thinking. Do, every day, something no one else would be silly enough to do. It is bad for the mind to be always part of unanimity.

Instagram: Jaasistyles.
A woman is not written in braille, you don’t have to touch her to know her.

Instagram: Jaasistyles.
Dicen que morimos dos veces. La primera vez cuando dejas de respirar, y la segunda, un poco más adelante, cuando alguien pronuncia tu nombre por última vez.

Instagram: Jaasistyles.
Me gusta la gente sentipensante, 
que no separa la razón del corazón.
Que siente y piensa a la vez.
Sin divorciar la cabeza del cuerpo, 
ni la emoción de la razón


Instagram: Jaasistyles.

sábado, 9 de agosto de 2014

Sé que he cometido muchos errores, pero no me arrepiento de ninguno de ellos, porque si no los hubiera hecho jamás habría aprendido a hacer las cosas bien.

Fashion

viernes, 8 de agosto de 2014

Hoy te extraño tanto. Hay días que esta distancia se vuelve más leve, incluso transitoria. Pero hay días, como hoy, que daría lo que no tengo por tener tus labios entre los míos.
Sin embargo...
Es mejor retirarse y dejar un bonito recuerdo, que insistir y convertirse en una verdadera molestia, no se pierde lo que no tuviste, no se mantiene lo que no es tuyo y no puedes aferrarte a algo que no se quiere quedar. Si eres valiente para decir "adiós" la vida te compensará con un nuevo “hola”.

��

domingo, 27 de julio de 2014

“Uno no se encierra diez horas al día para escribir si todo le va bien en la vida. La escritura solo llega cuando algo no funciona. Si todo el mundo fuese feliz en la tierra, no se escribirían más que recetas de cocina y tarjetas postales, no habría libros, ni literatura, ni bibliotecas.”

"Y si me voy fue porque nunca te importo que estuviera..."

martes, 15 de julio de 2014

Mira, te voy a ser sincera: No te voy a pedir ni el cielo, ni la luna, ni una cosa material... Porque realmente no me interesa. Me interesa estar contigo, y si te pido algo [alguna vez] va a ser tiempo para verte. No, no quiero que dejes de hacer lo que te gusta. Si quieres salir con tus amigos, no tengo ningún problema, confío en ti; lo único que te pido es que te cuides y disfrutes. Puedes tener todas las amigas que quieras, pero no seas cariñoso con ellas, me incomoda; y si a veces desconfío, es porque lo nuestro también se inició con una amistad. Quiero que seas feliz, quiero que seas tú mismo. No quiero que cambies por mí, y espero que tú tampoco trates de cambiarme. TE QUIERO, pero no te aproveches de eso, puse mi fe en ti y espero que no me falles.
Hand to hand

miércoles, 11 de junio de 2014

Wake up every morning and tell yourself that you’re a badass bitch from hell and that no one can fuck with you and then don’t let anybody fuck with you.
outfits | via Tumblr
No te quiero para ser solo besos, no te quiero para ser solo risas. No te quiero para ser solo minutos, te quiero para ser momentos, para ser alegrías, te quiero para ser historia.
Untitled
I know I’m still young and there’s a lot of time for things to happen, but sometimes I think there is something about me that’s wrong, that I’m not the kind of person anyone can fall in love with, and that I’ll always just be alone.
Enlace permanente de imagen incrustada

martes, 3 de junio de 2014

Cuddle with me. Text me all day. Fall asleep next to me and wake up beside me. Finish my sentences. Compliment me. Study me. Learn my habits: what makes me happy or what pisses me off. Surprise me. Stay up late with me. Fall in love with me.

Instagram: Jaasistyles.
Antes de ser infiel con alguien piensa lo que estás cambiando.
Días, tardes y noches enteras... por, como mucho, dos horas con la nueva persona. Que estás eligiendo los besos de alguien que te tiene ganas, en vez de los de la persona que TE AMA... Que estas prefiriendo a una persona para la cual eres ''alguien más'' en vez de la persona que quizás sea la única a la que de verdad le importes... Que estás prefiriendo a alguien que pensó que estabas ''bueno/a'' en vez alguien que cree que eres la persona más hermosa del mundo... Que estás optando por alguien que te alimenta el ego en vez de optar por alguien que te llena el corazón... Que estás apartando de tu lado a una persona que daría la vida por ti, por alguien a quien apenas le interesas... Que estás traicionando la confianza de alguien que ha pasado tanto tiempo junto a ti, en las buenas y en las malas por alguien que solo quiere de ti pasar las buenas. Traicionando a alguien que piensa y se preocupa por ti las 24 horas a cambio de alguien que probablemente te olvide mañana.


jueves, 29 de mayo de 2014

I want to get hurt. A car accident, anything. I want to get injured enough to wind up in a hospital, just to see if anyone would come to make sure I'm okay. And I'd pretend to be sleeping or dying so in case anyone actually did come, they would sit at the edge of my bed, crying, and tell me everything. I want to hear everything they've ever thought of me, how they really feel, if they're sorry for anything. I just want to know the truth. And I want to know who truly cares about me.

lunes, 26 de mayo de 2014

Ser amable con quien no te agrada no significa que eres hipócrita. Significa que tienes la suficiente madurez para tolerar su personalidad.
God Dios

miércoles, 21 de mayo de 2014

Me mata saber que estando en el siglo 21, habiendo superado tantas guerras, tantas opresiones, tantas enfermedades, sigue existiendo el machismo y el acoso sexual ¿Cómo mierda es posible que una mujer no pueda estar tranquila fuera de su casa por la presencia de acosadores? ¿Por qué todavía hay gente que ve a la mujer como un objeto sexual y no como a una persona? Y es que vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a evitar ser violadas pero no enseña a los hombres a no violar.

lunes, 22 de abril de 2013

Las Perlas

Qué hermosas son las perlas. aún así debemos saber que son producto del dolor.Toda perla es la consecuencia de una ostra que ha sido herida por un grano de arena que ha entrado en su interior. Una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas...
En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia llamada “nácar” y cuando un grano de arena penetra en la ostra, ésta lo recubre con capas de nácar para protegerse. Como resultado, se va formando una hermosa y brillante perla.
¿Te has sentido herido por las palabras, o actitudes de alguien?
¿Has sido acusado de decir cosas que nunca has dicho?
¿Han sido tus ideas rechazadas o ridiculizadas?
¿Te han culpado de haber hecho algo que jamás hiciste?
¿Tu actitud frente a ciertas situaciones, se malinterpreta?
¿Has sufrido alguna vez los golpes de la indiferencia?
¿Te han herido precisamente aquellas personas que menos esperabas?
¿No te valoran como realmente lo mereces?
Entonces, perdona y haz de tu herida una perla. Cubre tus heridas con varias capas de amor, recuerda que cuanto más cubierta esté tu herida, menos dolor sentirás.Por el contrario, si no la cubres de amor, esa herida permanecerá abierta, te dolerá más y más cada día, se infectará con el resentimiento y la amargura y peor aún, nunca cicatrizará.En nuestra sociedad, podemos ver muchas "ostras vacías" no porque no hayan sido heridas, sino porque no supieron perdonar, comprender y transformar el dolor en una perla.
“Una perla es… una herida sanada por el amor".


miércoles, 27 de marzo de 2013

Él.
El que solía ser la razón de desvelos, canciones, salidas, abrazos, fotografías, sonrisas... 
Y que con el paso del tiempo, ya ninguno sabe nada del otro. 
Ciertamente lo que ocurrió no fue justo para nadie, pero a muchos nos ha tocado vivir una vida muy injusta. Pero a pesar de eso, ¿era un motivo para desaparecer?
No me molestaría en escribirle, después de lo ocurrido, sólo pienso que él piensa lo peor de mi. Que no tiene ninguna buena impresión de mi, a pesar de que lo di todo por el, por nosotros. No fue culpa de nadie, y nuestra historia fue arrancada del libro sin siquiera haber comenzado. Todo por un prejuicio. Así es la gente. Y yo sólo me pregunto, cómo han de ser las cosas si todo hubiese surgido de otra manera. 

529859_426542724098009_492027265_n_large
Felicidad.
Eso es lo que he logrado sentir, después de tantas cosas que me impedían sentirme bien conmigo misma.
Cuando los más pequeños detalles, te hieren, te afectan, te lastiman. 
Cuando los recuerdos te persiguen y los errores te atormentan.
Es bueno sentir que esos detalles, finalmente tornan para hacerte feliz. Que con una simple conversación, un mensaje, una llamada, te haga cambiar completamente el día... O la noche.
Cuando dejas de enfocarte en todas las cosas malas y comienzas a ver todo lo bueno.
Cuando esos recuerdos malos, se transforman en buenos recuerdos.
Cuando se reviven las conversaciones y los momentos.
Cuando vuelven las películas, los deseos. Las canciones, los sueños.
Por un día, por una noche, por un instante.
Son cosas que te llenan y que te hacen feliz.

domingo, 24 de marzo de 2013

Las relaciones en estos días, es más difícil ahora, porque las conversaciones se convierten en mensajes de texto, los argumentos se convierten en llamadas telefónicas y sentimientos se hacen en actualizaciones de estado.

Befunky_vintagecobblors_2_large

domingo, 10 de marzo de 2013

Mira, te voy a ser sincera: No te voy a pedir ni el cielo, ni la luna, ni una cosa material... porque realmente no me interesa. Me interesa estar contigo, y si te pido algo [alguna vez] va a ser tiempo para verte. No, no quiero que dejes de hacer lo que te gusta. Si quieres salir con tus amigos, no tengo ningún problema, confío en ti; lo único que te pido es que te cuides y disfrutes. Puedes tener todas las amigas que quieras, pero no seas cariñoso con ellas, me incomoda; y si aveces desconfío, es porque lo nuestro también se inició con una amistad. Quiero que seas feliz, quiero que seas tú mismo. No quiero que cambies por mí, y espero que tú tampoco trates de cambiarme. TE QUIERO, pero no te aproveches de eso, puse mi fe en ti y espero que no me falles.
Quedarte callada después de escuchar algo que te lastimo, repetirte mil veces en la mente, disimula, disimula y sonreír débilmente para que no noten que te dolió.
¿Por qué ridiculizaste mis falsas esperanzas? ¿por qué sigo llorando? ¿por qué no pasa el dolor? ¿por que todavía me preocupo? ¿por qué me asusta su olvido? ¿por qué yo no? ¿por qué todo esto? ¿por qué tanta inseguridad? ¿por qué no hay respuestas?
Ella era esa niña frágil que pretendía ser fuerte, esa que detrás de una sonrisa ocultaba cada una de sus inseguridades pero que al mirar su reflejo no podía evitar derramar lágrimas.
En algún momento de tu vida vas a conocer a alguien, y te vas a dar cuenta de por qué no funcionó con nadie más.
Estábamos una noche, o mejor dicho, una madrugada en mi habitación. Donde en la otra cama estaban aproximadamente  tres amigas, jugando con sus respectivos teléfonos pero que en cuestión de minutos se quedaron dormidas. Mientras que en mi cama estaba yo, y a mi lado estaba él, tan encantador como siempre. Estaba simplemente acostado detallándome mientras yo a decir verdad no le prestaba la mayor de las atenciones, me encontraba profundamente concentrada en mi teléfono hablando con otro amigo, específicamente Juan Napolitano, nos mensajeábamos tonterías hasta que comenzó a reclamarme por una bobería que exactamente no recuerdo cual era. Pero no quería que me arruinara la noche así que dejé mi teléfono a un lado y vi que todos estaban dormidos. Me recosté en mi cama silenciosamente y me arropé como pude, hasta que él se dio la vuelta quedando justo frente a mi, yo a su izquierda y él a mi derecha. Abrió los ojos y nuestras miradas se encontraron. Ambos estábamos arropados hasta la nariz de modo que sólo se nos veían los ojos. Cuando repentinamente él desarropa su rostro, se levanta un poco y a toda velocidad me desarropa a mi y literalmente se lanza hacia mi dándome el más profundo de los besos.
Ésta vez él estaba sobre mi, en ropa interior,  con una franela. Con su cabello perfectamente desordenado y sus labios unidos a los míos. Era algo que las palabras "real" o "mágico" quedaban cortas para describir ese momento. Es de esos momentos que dudas que pasen, pero suceden. Estábamos en perfecta armonía y podíamos continuar así por el resto de la noche, mordí su labio varias veces y él es mío. Nos separamos unos segundos y él, lo más discretamente que pudo comenzó a mirar hacia mi escote, pero sin desviar su mirada de mis ojos. Sus manos estaban relativamente cerca de mis senos y a decir verdad; no me hubiese importado perder la cordura esa noche con él. Mientras que con la mirada le suplicara que me besara, él tomó mi rostro entre sus manos acariciando mi cabello, y dijo: "estaremos juntos hasta que la muerte nos separe". Inconscientemente y casi por inercia sonreí de una manera única, y seguido él pronunció las palabras: "Me tienes... *Suelta un suspiro*". Continuamos con esos interminables besos cuando de repente siento su erección sobre mi entrepierna, lo cual él nota y rápidamente se lo acomoda, esperanzado en que yo no lo haya notado. Solté un leve gemido y seguidamente, en lentitud y con el máximo de los silencios, nos dimos poco a poco la vuelta quedando ésta vez yo arriba de él, en cuanto abrimos más nuestros labios dando paso a nuestras lenguas para intensificar el beso. Cuando de repente...
Despierto. Justo en el lugar de los acontecimientos, pero completamente sola. Dejándome abrumada y desconcertada, con mucho qué pensar. ¿Qué fue lo que ocurrió? Tras darme cuenta de que tan sólo fue un sueño que fue tan perfecto para mi que ni siquiera me había dado la molestia de imaginar y mi subconsciente quiso hacerme 'Bullying' con tan realística escena. Segundos después me percaté de que lágrimas salían de mis ojos, pues un momento tan único no podía ser real. Y si pudiese, dudo que sería con él. Porque a veces hay cosas que simplemente se pueden soñar y que la realidad está limitada a que sucedan. En el fondo se que un sueño así no podría nunca ser real...

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cuentan que hace muchísimos años se reunieron algunos sentimientos y algunas cualidades del ser humano. Cuando el Aburrimiento bostezaba por tercera vez, la Locura propuso: "-¡Vamos a jugar a las escondidas!" La Intriga se levantó extrañada y la Curiosidad, sin poder contenerse preguntó: "-¿A las escondidas?, ¿Y eso cómo es?". "Es un juego en donde yo me tapo la cara y comienzo a contar desde el uno al cien, mientras ustedes se esconden. Cuando termine de contar los buscaré hasta que los encuentre", explicó la Locura. El Entusiasmo bailó contento y la Alegría dio tantos saltos que terminó de convencer a la Duda e, incluso a la Indiferencia, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué, si siempre la encontraban? La Soberbia pensó que era un juego muy tonto pero, lo que le molestaba era que la idea no había salido de ella. Y la Cobardía prefirió no arriesgarse. La Locura rápidamente comenzó a contar. La primera en esconderse fue la Pereza que, como siempre se dejó caer en la primera piedra que encontró. La Envidia se fue detrás del Triunfo, quién con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, pues cada sitio le parecía maravilloso para alguno de sus amigos y se los cedía. Por fin, después de pensar primero en todos, terminó ocultándose en un rayito de sol. El Egoísmo en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, sólo para él. La Mentira se escondió detrás de un arcoiris y la Pasión y el Deseo entre unos volcanes. Cuando la Locura ya casi terminaba de contar, el Amor aún no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo ya estaba ocupado. Hasta que al fin vio un rosal y decidió esconderse entre sus flores. -"¡Cien!", dijo la Locura y comenzó a buscar... La primera en aparecer fue la Pereza, que estaba solo a tres pasos. A la Pasión y el Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la Envidia y claro, también al Triunfo. Al Egoísmo no tuvo que ni buscarlo, pues él solito salió de su escondite, que resultó ser un nido de avispas. La Locura, de tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago, descubrió a la Belleza. Encontrar a la Duda fue mucho más fácil, ya que halló sentada aún sin poder decidir a dónde se iba a esconder. Así fue encontrando a todos. Pero solo el Amor no aparecía por ningún lado. Entonces, buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo de la tierra, en las cimas de las montañas y, cuando estaba por darse por vencida, vio el rosal. Tomó una pequeña vara y comenzó a mover fuertemente las ramas. De pronto, escuchó un doloroso grito, porque las espinas habían herido los ojos del Amor. La Locura no sabía qué hacer para disculparse, así que lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió acompañarlo para siempre. Desde entonces, se dice que el Amor es ciego y va guiado siempre por la Locura.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Cuando te dice linda, le gusta tu cara. Cuando te dice sexy, le gusta tu cuerpo. Cuando te dice hermosa, le gusta tu corazón.

Tumblr_m43istgdtn1qlk5xuo1_500_large