lunes, 8 de febrero de 2016

Aunque la mayoría de los momentos juntos han sido increíbles, repletos de toneladas de risas y felicidad, aún recuerdo aquella tarde en la que mirándome a los ojos y sin sonrisa alguna, besaste mi mano y dijiste: "Encontrarás a alguien que te quiera más que yo".
¿Qué insinúas? ¿Qué lo que sientes por mí, no es suficiente? ¿Que no me quieres?
Pues, ya llegó el momento en el que creo encontrar ese alguien, y no quiero quedarme contigo, no me quiero quedar con algo a medias.

lunes, 25 de enero de 2016

—¿No me amas?
—Amar es muy difícil. En inglés creo que no hay matices. Se dice «I love you» y ya. Pero en español si los hay.
—¿Cómo?
—«Te quiero», «Me gustas» es un poco menos que «Te amo», «Te adoro» 
—¿Todo eso? ¿Como una escala?
—Al menos en mi español es así.
—Entonces, ¿Me lo explicas para decirme que no me amas?
—La semántica de el amor. Te quiero y me gustas. Hasta ahí, no me apures porque soy lento. 
—Yo si te amo. Totalmente. Te amo.
—Mejor. Ve sufriendo desde ahora. Te alcanzó mas tarde.

domingo, 24 de enero de 2016

Es difícil ser quien debes ser cuando llega el momento de no saber que vendrá. Es difícil ser quien debes ser cuando llega el momento de no saber que hay, de no saber que hay detrás.

lunes, 11 de enero de 2016

Lo que tenga que ser será a su tiempo y en su momento

Lo que tenga que ser será, a su tiempo y en su momento, porque el destino es incierto y a veces simplemente los vientos no soplan a nuestro favor ni nuestras velas están por la labor de izarse a pesar de nuestro empeño.
Dicen que las mejores cosas no se planean, que simplemente suceden y que es mejor no presionar al tiempo. Porque realmente si algo debe pasar, sucederá de todas maneras. Y si no debe hacerlo, pues no lo hará. Es simple.
Por eso de vez en cuando es bueno no planear ni esperar, dejar de exigir razones por las que seguir avanzando por un camino que no vemos muy claro y bajarnos del mundo de las expectativas y de las programaciones.

El hecho de que las cosas sean más sencillas de lo que en origen nos planteamos nos abre un gran abanico de posibilidades para disfrutar de la vida desde otra perspectiva mucho más relajada y simpática para nuestro bienestar.


Todo pasa, todo llega, todo se transforma

Probablemente todos estaremos de acuerdo en que somos producto de nuestras circunstancias y de nuestros deseos. Sin embargo, a veces estos resultan incompatibles o, al menos, nos cuesta digerir las consecuencias que acarrean. Esto genera preocupaciones que hacen que nos sintamos angustiados y, como se suele decir, amargan nuestra existencia.
En esta ocasión es bueno que echemos mano de un famoso proverbio árabe que encierra en sí mismo una lógica aplastante: Si tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si no la tiene, ¿por qué te preocupas?

Lo cierto es que sí, parece obvio que no deberíamos preocuparnos de aquello que no podemos resolver, pero dejarse llevar y mantener la calma en ciertos momentos puede ser prácticamente imposible.
Por eso quizás lo que debemos aprender es que hay ciertas cosas que se escapan de nuestro control y que en muchas ocasiones dejar que la vida fluya y aceptar cuáles son las circunstancias es la mejor de nuestras opciones.

No somos la coraza, somos la respiración

Somos aquello que digerimos, las piedras con las que tropezamos, los rasguños que no curamos y los finales trágicos de nuestra vida. No somos todo sonrisas, alegrías o verdades, también somos mentiras (las que nos cuentan y las que nos contamos), somos las críticas y las lágrimas que no lloramos.
Así que para abarcar con nuestras riendas todo lo que nos compone lo tenemos más que complicado. Pero esto no significa que tengamos que desconfiar de la felicidad o, simplemente, de las casualidades de la vida.
No se trata de creer o no creer en el destino, sino de dejar que las circunstancias nos sorprendan y así abrir las ventanas del relax emocional para que nos ayuden a reavivar nuestros sentimientos.


De vez en cuando es necesario huir de nosotros mismos y de nuestras expectativas. O sea, lavar nuestra mente para tomar perspectiva, contar hasta diez y rellenar de oxígeno nuestros pulmones.

Esto nos ayudará a no perder trenes y a no arrepentirnos de aquello que hemos perdido por nuestra inquieta manía de marcar los signos de puntuación de un texto. Cuando tenga que ser punto y final, que lo sea, pero respetemos los puntos suspensivos, las comas y los puntos y aparte.
Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte y que es precisamente ese impulso el que te ayuda a recorrer kilómetros y kilómetros de caminos de piedras con los pies descalzos.  La verdad es que la clave está en estrujar los errores y en disfrutar de los vientos del cambio.

Recuerda que aquellas partes de ti con las que no conectas habitualmente pierden la fuerza que necesitan para activarse. Por eso, no dejes que la vida pase mirando cómo se consumen las pilas de tu reloj, no retrocedas.
Dale continuidad, aprende a relajarte, a mirar con lupa aquellos pensamientos que te dañan y a contemplar la vida con paciencia. No intentes planear cada milímetro de tu recorrido, a veces simplemente necesitas desenfocar tu cámara y dejarte llevar por las casualidades.

martes, 5 de enero de 2016

Hay circunstancias en la vida que simplemente no puedes evitar, no puedes evitar que alguien se vaya, y tampoco puedes hacer que alguien regrese. Pero te aseguro que te recordarán. Todos los momentos compartidos, todo lo que fuiste capaz de ofrecer, todo el amor que tuviste para dar. Estar siempre dispuesta a arreglar todo con una sonrisa en el rostro. Se acordarán de ti porque simplemente no puedes cambiar el pasado, es lo único que prevalece. En ese momento, puede que algunos se arrepientan de haberte dejado ir, pero ya será demasiado tarde. ¡Y será mejor así!
No quiero alejarme de ti nunca, y espero no hacerlo, pero si llega a suceder, créeme que siempre recordaré estos momentos, y nunca me voy a arrepentir de esto.

lunes, 4 de enero de 2016

If you want 2016 to be your year, don’t sit on the couch and wait for it. Go out. Fucking make a change. Smile more. Be excited. Do new things. Clean your room. Throw away what you’ve been cluttering. Unfollow negative people on social media. Go to bed early. Wake up early. Kick ass. Every damn day
— My opinion on 2016

sábado, 2 de enero de 2016

Al final sólo te arrepentirás de las fotos que no tomaste, de los besos que no diste, de las palabras que no dijiste, de los riesgos que no tomaste, de las lágrimas que no lloraste, de los gritos que no soltaste, de las escapadas que no te diste... O de los "te amo" que callaste.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Después de tantos años intentado construir algo juntos, vienes ahora con tus manos destructoras a tirarlo todo y a desecharlo como si fuese basura todo lo que me llevó una vida levantar desde los cimientos. Y es que, a veces, es tan difícil lidiar con una situación parecida a la tormenta que compartimos. Sólo llueve. Ya no cala. Ni moja. Ni duele. Sólo son gotas cayendo sin sentido, siguiendo su rutina. Todas las rutinas apestan, al igual que amar mal. Porque si alguien va a querernos esperamos que lo haga bien, y que no lo tire todo al abismo. Pero qué sabrá de aquello que llevamos varios inviernos arreglar, es decir, el corazón roto. Y qué privilegio tienen esos corazones que saben olvidar fácilmente quién y dónde le apuñalaron.
 
Ojalá el mío fuese de esos: que pudiese llorar por algunas noches, pero que entienda que algún día tendrá que pasar página. Y el mío sólo sabe hacerlo doblando la esquina de la página, porque es masoquista el hijo de puta: vuelve cuantas veces quiere herirse a sí mismo. No lo culpo tampoco, porque las cosas se parecen a su dueño. Y él se parece mucho a mí. A los lugares a los que regreso por el mero hecho de ir contando, una a una, las razones que me obligaron a irme. Y en una, por no decir en todas, te reconozco.
 
Espero que entiendas que chicas como yo, a veces, la vida se nos queda demasiado grande para lo pequeñas que nos sentimos en algunos rincones. Que entiendas que soy la chica que deja pasar trenes, que pierde muchos atardeceres, que cuando se ve las manos mira que lo ha perdido todo, que cuando la vida le comienza a ir bien le entra miedo. Espero que entiendas que chicas como yo la felicidad es un concepto que desconocemos, porque hemos sido chicas tristes. Y no hay nada que perdonar, puesto que si te fuiste sin avisar, antes de darme cuenta que quien se estaba yendo en realidad era yo, fue porque a nadie le gusta embarrarse de tristeza. Y toda esa mierda. 
 
Hay veces en la vida donde no hay vuelta atrás una vez que has pasado de página, así dejes doblada la esquina.


miércoles, 30 de diciembre de 2015

"Sometimes you break your heart in the right way, if you know what I mean." What means that for you?

lunes, 28 de diciembre de 2015

¿Amigos?, Claro que somos amigos, pero cualquiera que tenga dos dedos de frente se daría cuenta de que me he enamorado de usted.

viernes, 25 de diciembre de 2015

When you start to know someone, all their physical characteristics start to disappear. You begin to dwell in their energy, recognize the scent of their skin. You see only the essence of the person, not the shell. That’s why you can’t fall in love with beauty. You can lust after it, be infatuated by it, want to own it. You can love it with your eyes and your body but not your heart. And that’s why, when you really connect with a person’s inner self, any physical imperfections disappear, become irrelevant.

You.
Yes, you. On the other side of the screen.
Congratulations.
You made it this far. You made it all the way through 2015.
You’ve been through lots of shit, and lots of awesomeness.
You’ve changed, you’ve grown.
You tried new things, you saw a lot.
You were sad, you were happy. 
You were worried then carefree, stressed then relieved.
You could have gotten married to someone very special.
Or made a friend that now means the world to you.
Or gotten a promotion in your work. Or finished college/high school.
You might have changed someone’s life for good, and you don’t even know.
Anyway it is, or was, I’m proud of you.
Next year will be a better year. I believe in you.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

"There was a time when I didn't believe in soulmates. But then I met mine. We've known each other for a long time now. But I still feel the same tingle in my heart when you look into my eyes with a love so pure. I still feel the same spark when you kiss me goodnight. I want to wake up by your side every morning. When I'm upset, I feel safe and secure when you hold my hand and tell me that everything is going to be alright. You are my pillar of strength, my confidant and my best friend. Love you forever baby!
So guys, love doesn't understand logic, reason, age or boundaries. It just HAPPENS. Doesn't matter if you're 10 or 80. If you're in love, celebrate it. You can't stop DESTINY."

-Mila Kunis.

jueves, 12 de noviembre de 2015

Me doy cuenta que estoy perdiendo todo mi tiempo, todos mis minutos, todas mis horas, todos mis días, por pensar que al menos me vas a hacer caso unos segundos.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Do not read old emails, old texts, old logs, anything from someone you don’t interact with anymore.  take out the trash, delete it all, purge it from your life.  there’s no sense in keeping painful reminders no matter how fond they once were.  this clutter no longer serves you; it just takes up valuable space.

martes, 3 de noviembre de 2015

“Poder decir adiós es crecer…” Las palabras de Gustavo Cerati resuenan como un eco al dar la vuelta y sentir que realmente es el final. No más reencuentros casuales, no más llamadas a mitad de la noche, no más intentos de reconciliación, sólo el inminente vacío que esa persona deja en nosotros. El recuerdo persigue día a día y es inevitable no revisar el celular cada tres minutos buscando una señal; todo en vano. La soledad es la que queda después de decir adiós, pero es necesaria. 


La decisión de alejarnos totalmente puede ser un cierre definitivo, pero muchas veces el destino aguarda otras cosas. Las siguientes frases fueron pronunciadas por personas que se han despedido de distintas cosas: el amor verdadero, un ser querido, un trabajo o algo más. Gente que sabe que un adiós pocas veces es definitivo, pues el tiempo nos cambia y nos transforma. Decir adiós realmente no es fácil, pero decirlo es necesario porque nos permite crecer.  

“Nos encontraremos de nuevo, cuando menos lo esperemos, algún día en un lugar lejano, reconoceré tu cara, No voy a decir adiós mi amigo, porque nos encontraremos de nuevo”. -Tom Petty 

“Todo en la tierra se aleja alguna vez. La luna y el paisaje. El amor y la vida”.-Jorge Debravo

“Un hombre nunca sabe cómo decir adiós: una mujer nunca sabe cuándo decirlo”.-Helen Rowland

“Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti”.-José Ángel Buesa

“Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen”.-Arthur Schnitzler
 
“Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás”.-Joaquín Sabina

 “Sólo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor”.-George Eliot

“Un adiós nunca es doloroso a menos que nunca le vuelvas a decir hola”. -Desconocido

“Y al que apetezca la gloria debe despedirse a tiempo del honor y dominar el arte difícil de irse en el momento oportuno”. -Friedrich Nietzsche

“Es tiempo de decir adiós, pero creo que son tristes y preferiría decir hola. Hola a una nueva aventura”. -Ernie Harwell

“Los enamorados no saben decirse adiós, se acompañan siempre”.-José María Escrivá

“¿Quieres que conservemos una dulce memoria de este amor?, pues amémonos hoy mucho y mañana ¡digámonos, adiós!”.-Gustavo Adolfo Bécquer

 “Se despidieron y en el adiós ya estaba la bienvenida”.-Mario Benedetti

“El amor siempre nos demuestra la circularidad del mundo”. -Veronica Gerber

“Recuérdame y sonríe, pues es mejor olvidarme que recordarme y llorar”.-Dr. Seuss 



Instagram: Jaasistyles. 

lunes, 2 de noviembre de 2015

Cuando te conocí supe lo difícil que sería si surgía una relación. Pero decidí arriesgarme. Y creo que de eso se trata el amor verdadero, de conocer los riesgos y aún así tomarlos.

sábado, 3 de octubre de 2015

Soy esa persona que no nació con un don. Que no canta ni baila bien; que no es buena escribiendo poesía ni resolviendo ejercicios matemáticos. Soy esa persona que intenta descubrir en qué es bueno. Soy esa persona que tiene que decidir por una carrera; que debe apostarlo todo a ganar, porque, sin estar seguros, ese es nuestro futuro. Soy la persona que mira y no opina; que sueña sin dormir. Soy esa persona que no sabe para qué está.
Hay personas que juntas hacen magia, y separadas sólo desastres.
 Personas que juntas son poesía, y separadas puro cuento.

Y hay personas que juntas detienen el tiempo, y separas sólo alargan los años.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Pero no olvido que la vida y todas sus grandes cosas son eternas y momentáneas, y que de pronto en un instante podemos quedarnos ciegos en medio de la luz, muertos en medio de la vida, solos en medio del amor.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Las verdaderas RAZONES por las que alejamos a las personas ANTES de darles una oportunidad.

Hay una nueva “técnica” de citas que la generación de hoy está adoptando. En realidad se trata de todo lo contrario. Se llama “vamos a terminar antes de que esto inicie”, y en verdad se está poniendo muy de moda.

Lo más probable es que se haya generado a partir de la cultura de citas por internet y aplicaciones como Tinder, y se ha vuelto tan popular y ampliamente utilizada como la técnica de no-responder-mensajes.
Estamos viviendo a un ritmo demasiado rápido; conocemos a alguien y casi al instante lo dejamos ir.
Ahora las relaciones son totalmente diferentes a como imaginamos que serían al llegar a adultos. Pensábamos que al conocer a una persona las cosas serían así: intercambiar números, tener una cita, ir a esa cita, regresar a casa, tener otra cita, y luego otra, unas cuantas más, y luego decidir si se formalizaba la relación o no.
Hoy todo es muy simple: intercambiar números, quedar de acuerdo en una cita, cancelar esa cita. O quizá: no intercambiar números, conocerse en redes sociales, tener sexo, intercambiar números telefónicos, nunca llamar.
Pero, ¿por qué? ¿De dónde salieron todos esos rechazos? ¿Cuándo nos convertimos en una generación que no termina nada? ¿Empezamos a renunciar a mitad del camino sólo porque preferimos ir a casa a esperar el momento de formar una relación con alguien que está esperando en algún lado por nosotros? ¿Cuándo dejamos de querer jugar para sólo convertirnos en observadores?
En algún punto del camino nos convertimos en menos atrevidos, con menos confianza y menos agallas, y decidimos que es más fácil alejar a las personas que darles una oportunidad.
1) Tenemos miedo.
Es más fácil dormir por las noches sabiendo que fuiste tú quien decidió alejarse. Es más sencillo decir que tú le pusiste fin. Es más cómodo ser el que hace daño, antes de que alguien más tenga la oportunidad de dañarte.
Pero, ¿es mejor estar solo y perder oportunidades, o es mejor arriesgarse a sufrir un poco? En realidad estar solo es sólo un resultado posible tras estar con alguien que, efectivamente, nadie te asegura que no se vaya a ir una vez más. Por lo mismo, ¿por qué tener miedo?
2) Nunca es el momento adecuado.
¿Cuándo es el momento adecuado para conocer a alguien? ¿Cuándo es el momento ideal para comenzar una relación? Noticia de última hora: no hay un momento indicado para enamorarte de alguien.
Sucede o no sucede. Una persona no va a llegar cuando estés financiera o emocionalmente estable. Ni cuando tú hayas decidido que es el momento y todo está en orden. Casi siempre las cosas ocurren cuando no se está listo; incluso, cuando tu vida es un caos y tú eres todo un lío.
Las cosas pasan en el momento justo, incluso si para ti no lo es.
3) Porque pensamos que es demasiado bueno.
Suponer que alguien es demasiado bueno para ti es como sacar tu corazón de tu pecho y entregarlo en bandeja de plata. ¿Por qué demonios haces eso? ¿Por qué estás cediendo todo el poder?
Todo el mundo es igual, sobre todo en el amor. El hecho de que ella sea la chica más guapa con la que has estado, o él el hombre más atractivo con el que has salido, no significa que se vaya a aprovechar de ti o que su interés no sea auténtico.
Alejar a las personas sólo porque tienes miedo de que te hagan daño, es como retirarse de la guerra antes de que haya comenzado.
4) Pensamos que nosotros somos demasiado buenos.
La opinión de propios y extraños se ha convertido en un factor fundamental en la nueva cultura de citas que hemos creado. Tenemos sexo secreto, relaciones secretas, y rupturas secretas porque pensamos que estamos mejor de esa manera.
Pero, cuando se trata de amor, no hay tal cosa. Si esa persona te hace feliz o podría hacerte feliz, entonces: ¿no es él o ella la mejor persona que conoces?
Nunca se es mejor que nadie, pero actuar como si lo fueras te coloca en una categoría menor.
5) Vimos "algo" y no lo podemos olvidar.
Pudo haber sido un pequeño tic en el ojo, algún detalle en su sonrisa, o su apariencia que no te gustó. Generalmente será algo insignificante o más o menos insignificante, pero nos gusta encontrar una razón para alejarnos.
Probablemente estamos en busca de la perfección… y la perfección es totalmente imposible.
Alguien me dio que el amor no se buscaba, pero lo encontré. Alguien me dijo que el pasado no se olvida, pero lo superé.
Alguien me dijo que el que se va siempre vuelve, pero se fue y nunca más volvió. 
Alguien me dijo que el pasado no perdona, pero el presente me sonríe.
Alguien me dijo te amo y luego me dijo se acabó.
Entonces que nadie me diga nada, nada que no va a cumplir, nada que no sepa, ni nada que no comprenda. Que nadie diga mentiras que así mismo le dirán. Que nadie me brinde consejos si no se pone en mi lugar. Que nadie se meta en lo de nadie, que todos se ocupen de lo suyo. 

He aprendido que hay amores fugaces que duran toda una vida y amores eternos que duran sólo una noche. Que el que quiere lo puede, lo sigue, lo logra y lo consigue. Que el "nunca más" nunca se cumple y el "para siempre" siempre termina. Que los grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos, y un desconocido alguien inseparable. Que el sentir dolor es inevitable pero que el sufrir es opcional. Que si quieres ver una persona, búscala, tal vez mañana ya sea demasiado tarde. Que el que no arriesga no gana y el que arriesga no pierde nada. Que no hay porque pedir perdón por lo que se siente. He aprendido que no sirve de nada seguir negando lo evidente. Y sobretodo, he aprendido que aún falta mucho por aprender. 

Algunas mujeres deciden seguir a los hombres, y otras mujeres eligen seguir sus sueños. Si te preguntas qué camino seguir, recuerda que tu carrera nunca se va a despertar un día y decirte que ya no te ama más.


UN NUDO EN LA SÁBANA

En la reunión de padres de familia de una escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los #hijos
Ella entendía que aunque la mayoría de los padres de la comunidad eran trabajadores, debían encontrar un poco de tiempo para dedicar y pasar con los niños. 
Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana.
Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo y cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya estaba acostado.
Explicó además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia.
Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba reemplazar esa falta dándole un beso todas las noches cuando llegaba a su casa y para que su hijo supiera que él le había ido a ver mientras dormía, hacía un nudo en la punta de la sábana.
Cuando mi hijo despierta y ve el nudo, sabe que su papá ha estado allí y lo ha besado. El nudo es el medio de comunicación entre nosotros.
La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando comprobó que el hijo de aquel hombre era uno de los mejores alumnos de la escuela.
Este hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros.
Aquél padre encontró su forma, una forma simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía a través del nudo, todo el afecto de su papá.
Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento.
Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban para aquél hijo, muchísimo más que un montón de regalos o disculpas vacías.
Es válido que nos preocupemos por las personas, pero lo más importante es que ellas sepan y puedan sentir nuestra preocupación y cariño por ellas.
Para que exista la comunicación, es necesario que las personas “escuchen” el lenguaje de nuestro corazón, ya que los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras.
Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el golpe de la rodilla o el miedo a la oscuridad.
Las personas tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben distinguir un gesto de afecto y amor, aunque ese gesto sea solamente un nudo en la sábana. Un nudo cargado de afecto, ternura y amor.

“Vive de tal manera que cuando tus hijos piensen en justicia, cariño, amor e integridad, piensen en ti”

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Sé que no soy una persona normal, que vivo acariciando la locura, que tengo innumerables defectos. Sin embargo, creo que merezco a alguien que entre tantos defectos, encuentre al menos una razón para amarme; y con eso le baste para quedarse.

sábado, 5 de septiembre de 2015

He aprendido que es importante dejar que la vida te lleve. Si has hecho todo lo posible por obtener un resultado concreto y no lo has logrado, deja de esforzarte. Relájate. Puede que el momento no sea el adecuado. Puede que lo que querías no fuese lo que más te convenía. Puede que cuando parezca que una puerta se cierra, en realidad se esté abriendo otra. Y muchas veces, cuando dejas de insistir en lo que creías que era lo mejor, se crea un espacio para que llegue algo todavía mejor. Porque cada final marca un nuevo comienzo. 

viernes, 4 de septiembre de 2015

Se necesita mucho valor para amar a las mujeres marcadas por el pasado, aquellas de carácter fuerte, pero de un corazón bueno, se necesita mucho amor para curar las heridas, las desilusiones y sobretodo se necesita ser inteligente.
Porque son tan maduras y tan experimentadas que ya no creen en lo que sienten, sino en lo que estás dispuesto a hacer por ellas.

domingo, 30 de agosto de 2015

Desde nuestro primer encuentro, él cambió mi vida de una manera que ningún curso de preparación para la universidad ni ningún grupo de lectura para jóvenes lo habría hecho. Aquellas películas que veía de adolescente pronto se convirtieron en mi vida, y sus ridículas tramas pasaron a formar parte de mi realidad. ¿Habría hecho las cosas de manera diferente de haber sabido lo que estaba por llegar? No estoy segura. Me gustaría poder dar una respuesta directa a eso, pero no puedo. A veces me siento agradecida, tan absolutamente perdida en el momento de pasión que mi juicio se nubla y lo único que veo es a él. Otras veces pienso en el sufrimiento que me causó, en el profundo dolor por la pérdida de mi antiguo yo, en el caos de esos momentos en los que me sentía como si mi mundo estuviera patas arriba, y la respuesta no es tan sencilla como lo fue en su día. De lo único de lo que estoy segura es de que mi vida y mi corazón jamás volverán a ser los mismos, no después de que él irrumpiera en ellos.

martes, 25 de agosto de 2015

“Existe alguien para tu historia. Existes para alguien que te quiere en su vida. Existe alguien que muere por tus besos. Existes para alguien que muere por tu compañía. No desesperes, pronto serás protagonista, de la vida de alguien, que te querrá sin medidas.”

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no escucha música, quien no halla encanto en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en un esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos senderos, quien no cambia de rutina, no se arriesga a vestir un nuevo color o no conversa con desconocidos. 

Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, aquellas que rescatan el brillo en los ojos y los corazones decaidos.

Muere lentamente quien no cambia de vida cuando está insatisfecha con su trabajo o su amor.

Quien no arriesga lo seguro por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite al menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos... ¡Vive hoy! ¡Haz hoy! ¡Arriesga hoy! ¡No te dejes morir lentamente! ¡No te olvides de ser feliz! 

Es fácil quitarse la ropa y tener relaciones, la gente lo hace todo el tiempo. Pero abrirle tu alma a alguien, dejarlo entrar en tu espíritu, pensamientos, miedos, futuro, esperanzas, sueños… Eso es estar desnudo.

jueves, 20 de agosto de 2015

Recuerda diario; Del chico que estás enamorada a los 16 años probablemente no te importe cuando tengas 25. Recuerda diario; El examen de matemáticas que no pasaste en tu primer año de secundaria probablemente no te importe cuando estás apunto de graduarte en la universidad. Recuerda diario: Los problemas que estás enfrentando hoy pueden parecer como el fin del mundo, pero no importaran en un año. Recuerda diario: Que vas a estar bien. Todo va a estar bien.

jueves, 13 de agosto de 2015

Un joven fue a solicitar un puesto importante en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial e iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio su CV, era excelente. Y le preguntó: "
-¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".
-"¿Fue tu padre quien pagó tus estudios? "
-" Si."-respondió.
-"¿Dónde trabaja tu padre? "
-"Mi padre hace trabajos de herreria."
El director pidió al joven que le mostrara sus manos .
El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.
-"¿Alguna vez has ayudado a tu padre en su trabajo? "
-"Nunca, mis padres siempre quisieron que estudiara y leyera más libros. Además, él puede hacer esas tareas mejor que yo.
El director dijo:
-"Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu padre, y luego ven a verme mañana por la mañana."
El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta.
Cuando regresó a su casa le pidió a su padre que le permitiera lavar sus manos.
Su padre se sintió extraño, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo. El joven lavó las manos poco a poco. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su padre estaban arrugadas y tenían tantas cicatrices. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su piel se estremeció cuando él la tocó.
Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que trabajaban todos los días para poder pagar su estudio. Los moretones en las manos eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.
Después de limpiar las manos de su padre, el joven se puso en silencio a ordenar y limpiar el taller. Esa noche, padre e hijo hablaron durante un largo tiempo.
A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: -"¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"
El joven respondió: -"lavé las manos de mi padre y también terminé de asear y acomodar su taller"
-"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mis padres, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi padre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.
El director dijo: "Esto es lo que yo busco en mi gente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".
Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. Ignoraría los esfuerzos de sus padres.
Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?
Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de computación, ver en una gran pantalla de televisión. Pero cuando estás lavando el piso o pintando una pared, por favor que también él lo experimente. Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven.
Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas."

viernes, 7 de agosto de 2015

Creo que la vida no está hecha para aquel que busca ser el mejor de su curso, ser siempre responsable, ese que su objetivo es el sueño americano. Para mi la vida esta hecha para el que busca lo divertido en una obligación, el que corre cuando le piden caminar, para mi la vida es para la persona aventurera, la que vive al día y no para el que deja para mañana. No está hecha para ése que le teme morir al día siguiente porque no podrá cumplir su objetivo, si no que esta hecha para aquel que cumple su objetivo a diario y teme morir mañana porque no puede seguir disfrutando. La vida es para aquel que desea vivirla y no simplemente cumplirla.

martes, 30 de junio de 2015

miércoles, 17 de junio de 2015

Un médico entró en el hospital de prisa después de haber sido llamado a una cirugía urgente. Él contestó a la llamada lo antes posible, se cambió de ropa y se fue directamente al bloque de la cirugía. Él encontró el padre del niño ir y venir en la sala de espera para el médico. Una vez al verlo, el padre gritó: "¿Por qué tomaste todo este tiempo por venir? ¿No sabes que la vida de mi hijo está ...en peligro? ¿No tienes sentido de la responsabilidad? "
El médico sonrió y dijo: "Lo siento, yo no estaba en el hospital y me vine lo más rápido que pude después de recibir la llamada... Y ahora, me gustaría que se calme para que yo pueda hacer mi trabajo"
"que me calme? ¿Qué pasaría si fuera su hijo el que estuviera en esta habitación ahora mismo, estarías calmado? Si su hijo se estuviera muriendo ahora qué harías? ", Dijo el padre enojado
El médico volvió a sonreír y contestó: "Voy a decir lo que dijo Job en la Biblia" Del polvo venimos y al polvo volveremos, bendito sea el nombre de Dios”. Los médicos no pueden prolongar la vida. Ir e interceder por su hijo, vamos a hacer todo lo posible por la gracia de Dios "
"Dar consejos cuando no estamos en cuestión es tan fácil", murmuró el padre.
La cirugía se llevó algunas horas después de que el médico salió feliz, "Gracias a Dios! Su hijo se ha salvado! "
Y sin esperar la respuesta del padre el doctor muy apurado mira su reloj y sale corriendo. mientras se marchaba le dijo "Si usted tiene algunas pregunta, pregúntele a la enfermera!"
"¿Por qué el es tan arrogante? No podía esperar algunos minutos mas para que para preguntarle mas sobre el estado de mi hijo ",
LA ENFERMERA RESPONDIÓ, CON LÁGRIMAS POR SU ROSTRO:
"EL HIJO DEL DOCTOR MURIÓ AYER EN UN ACCIDENTE DE CARRETERA, Y EL MEDICO ESTABA EN EL CEMENTERIO CUANDO USTED LE LLAMÓ PARA QUE REALIZARA LA CIRUGÍA DE SU HIJO.
Y AHORA YA LE SALVÓ LA VIDA A SU HIJO, DÉJELO IR YA SE FUE CORRIENDO PARA TERMINAR EL ENTIERRO DE SU HIJO. "
NUNCA JUZGUES A NADIE, PORQUE NUNCA SE SABE CÓMO ES SU VIDA Y EN CUANTO A LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO O LO QUE ESTÁ PASANDO.

sábado, 13 de junio de 2015

Un maestro oriental vió como un alacrán se estaba ahogando, y decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo el alacrán lo picó. Por la reacción del dolor, el maestro lo soltó y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez y otra vez el alacrán lo picó.
Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: “Perdone maestro, ¡pero es usted terco!!!.. ¿no entiende que cada vez que intente sacarlo del agua, el alacrán lo picará..??” El maestro respondió: “La naturaleza del alacrán es picar, el no va a cambiar su naturaleza y eso no va a hacer cambiar la mía, que es ayudar y servir”.
Y entonces ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.
•No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño, solo toma precauciones…

•Algunos buscan la felicidad, otros la rechazan, no olvides eso..

•No permitas que la conducta de otras personas condicionen la tuya…

•Cuando la vida te presente mil razones para llorar, muéstrale que tienes mil y una razones por las cuales sonreír.


jueves, 11 de junio de 2015

“Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes” – Jorge Luis Borges
Olvidar. Dejar pasar lo que ya ha ocurrido y volver a andar como antes. Para muchos es imposible, pues el rencor en nuestro corazón estará presente siempre, por mucho que tratemos de evitarlo. Solemos oír más disculpas que “te perdono” en nuestra vida, pues a veces no estamos preparados, porque no tenemos las ganas de perdonar, porque duele y nos concentramos en cómo ese dolor nos invade. Y no debería ser así. Aunque no lo creas, para seguir adelante es necesario perdonar y olvidar. Comenzar de nuevo, dejar atrás lo malo.
Porque perdonar hará que tu alma y mente se limpien y vuelvan a sentir tal como antes. Quizá sientas que las cosas no volverán a ser como antaño, pero créeme que sí valdrá la pena, pues te sentirás más liviana y olvidarás el rencor. Podrás continuar y hacer que tu corazón vuelva a latir con fuerza, porque irá sanando las heridas poco a poco, porque ya dejó salir la espina que provocaba el daño. Esa espina que te impedía perdonar y olvidar lo que pasó.
Te rompieron el corazón, está claro, pero créeme que la única manera de sanarlo es perdonar y olvidar todo lo que pasó. Comenzar de nuevo. Pensar en ti misma y darte una nueva oportunidad. Puede que tengas miedo al principio y creas que no podrás aguantar una nueva ruptura, pero serás capaz, porque estarás renovada y no es necesario que tengas que volver a enamorarte para sentirte viva otra vez.
A veces es necesario olvidar y perdonar, pues sólo así puedes continuar tu camino, sin volver la vista atrás.