domingo, 10 de octubre de 2010

Cuando lo único que se te ocurre es escribir, decir, contar y cantar antojos de cosas para hacer con él y las horas pasan en recordar los días, las frases, los lugares, los gestos, esforzarte por pensar en otra cosa es realmente inútil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario