martes, 4 de enero de 2011

No importa si llueve o deja de llover, sentiré el "recuerdo" de cada gota, como frágiles roses que derraman en mi las infinitas ganas de seguir luchando por todo aquello que deseo y en lo cual creeré, hasta simplemente que dejar de respirar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario